In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

HISTORIA DEL COLEGIO INTERNACIONAL DE LA SIERRA

El dicho popular de Dios los cría y ellos se juntan, bien podría aplicarse con precisión al emprendimiento que generó la creación de nuestro querido Colegio Internacional de la Sierra. Cuando la vocación de educador te hace soñar en la posibilidad de un mundo mejor, las antenas espirituales y las radiaciones mentales hacen que gente con la misma inquietud se sintonice y encuentre, no siempre por azar o casualidad, sino por una especie de sincrodestino común.


11DSC03162Dicho de otra manera: un educador siempre está en el lugar apropiado, a su debido tiempo y con la gente adecuada para cristalizar sus quijotadas, sus utopías. Así pues, el Colesierra fue gestado por varios educadores en distintos lugares y desde diferentes circunstancias hasta que los ideales de estas personas se encontraron y se fundieron en un objetivo similar: servir a la comunidad.

La pedagoga Cecilia Mendoza y el ingeniero Álvaro Nava, ambos de una larga y profunda experiencia educativa en ámbitos colegiales y universitarios de la ciudad de La Paz, decidieron trasladarse a Santa Cruz con el propósito de establecer su empresa de obras civiles y cultivar en esta urbe su mayor tesoro: su hogar y la educación de sus hijos

El año 2000 recibieron información acerca de un establecimiento que respondía a los intereses y requerimientos que ellos exigían para la formación de sus tres vástagos, muy pequeños en ese entonces. Hechas las averiguaciones se contactaron con el educador Álvaro Puente, que regentaba el centro educativo donde la familia Nava decidió matricular a sus hijos. Posteriormente, el año 2oo1, cuando ya se encontraban en nuestra ciudad, se citaron con el Profesor Puente que, para sorpresa de los esposos Nava, había dejado la dirección del plantel que lideraba.

Fue entonces que, conversación tras conversación, coincidieron en la urgente necesidad de crear o11DSC01786 fundar un colegio que eduque a las nuevas generaciones en el contexto de la cultura globalizada del siglo XXI sin perder las raíces de la identidad nacional actual. Paradójicamente, ese sueño les quitó el sueño y se convirtió en una agobiante inquietud que los obligó a poner en marcha los mecanismos e instrumentos para consolidar esto que ya parecía una obsesión o una pesadilla.

Ese mismo año, el Grupo Editorial La Hoguera, por decisión de su directorio constituido por Alfonso Cortez y Pedro Antonio Gutiérrez, había decidido poner en ejecución un plan que acariciaba desde hacía algún tiempo: crear un colegio moderno que sirva de formación a docentes, pedagogos y sicólogos, que puedan integrarse luego al equipo de investigación de esta editorial que tenía consolidado su prestigio a nivel nacional y cuyo dinámico crecimiento requería cada vez de más y mejores profesionales en su departamento pedagógico, en su laboratorio de experimentación didáctica y en su equipo de autores.

El colegio serviría para mantener siempre vivo y actualizado el contacto con el estudiante así detectar las motivaciones, interrogantes, preocupaciones y propuestas de las nuevas generaciones a las que van dirigidos los textos escolares. La iniciativa original había avanzado tanto, que ya se tenía redactado el proyecto pedagógico en general y muy adelantadas las conversaciones con los propietarios de la infraestructura del colegio San Ignacio de Loyola, donde el conocido profesor Héctor Molina había sido director general durante muchos años. Tomando en cuenta la magnitud del emprendimiento los ejecutivos de La Hoguera invitaron al ingeniero y docente universitario Julio Cortez, a Marco Antonio Cortez, distribuidor de La Hoguera en Santa Cruz, y al profesor Edgar Lora a sumarse a este proyecto de amplio impacto social.

El ingeniero Nava construyo en La Paz el edificio donde actualmente funciona la Universidad San Fráncico de Asís y el Colegio Internacional del Sur (COLESUR). Sus hijos asistían a ese centro educativo y por tanto estaban compenetrados de su filosofía y enfoque pedagógico. Por esta razón invitaron a sus principales representantes a integrarse al nuevo proyecto de Santa Cruz. En estas instancias, porque así se hacen realidad las grandes iniciativas y se despierta de los sueños, miembros de La Hoguera se encontraron un día cualquier y en cualquier lugar, con Álvaro Puente, que tenía muy avanzadas sus conversaciones con la familia Nava y se hizo clic mágico que conecto el ideal con la practica el sueño con la vigilia.

131DSC01404Siete personas con la misma visión, con el mismo entusiasmo y pasión, se reunieron repetidas veces en incansables jornadas aportando con su capacidad y talento a la creación del colegio ideal que habían venido soñando en distintas esferas. Marco Cortez, abogado y administrador de empresas, docente universitario de grado y maestrías; Alfonzo Cortez, ingeniero industrial y comunicador social, docente universitario y empresario; Julio Cortez, ingeniero civil y catedrático universitario de matemáticas, algebra y calculo; Pedro Antonio Gutiérrez, ingeniero civil, docente universitario de matemáticas y calculo, autor de libros de su especialidad para los ciclos primarios, secundarios y universitario; Álvaro Nava, ingeniero civil, ex jefe del departamento de Física de la UMSA, Cecilia Mendoza, Psicopedagoga, con meritoria trayectoria en colegio de La Paz; Álvaro Puente, experimentado y carismático educador y Edgar Lora, profesor normalista, especializado en ciencias de la educación, autor de textos escolares de lenguaje y literatura, docente de colegios y universidades de la ciudad, dieron el sello de su misión humanística a los estatutos y reglamentos, los principios y postulados del Colesierra, cuyo nombre fue aprobado por consenso en homenaje a la ciudad que cobija este significativo aporte a la educación nacional.

El primer año de labores académicas, pocos eran los alumnos pero era gigante la ilusión que se veía en sus rostros frescos y asombrados. Los discursos fueron emotivos y apasionados. La expectativa y la esperanza se respiraban en todos los rincones del establecimiento y hoy, después de 10 años, podemos decir que el Colesierra es un sueño cuya historia no tiene principio ni fin porque cada día en el corazón se los alumnos se escribe la verdadera historia de su presente y de su futuro. Lo que si no cambiara nunca es la convicción absoluta de sus fundadores de que la educación es el mayor acto de amor y todo sueño con amor nos acerca a una imagen de la felicidad.

Circular Externa

  • CIRCULAR  23 - Proyecto Autor Nacional- 09/10/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR  22 - Confirmación de continuidad en el Colegio- 07/10/2014 Leer más...

  • CIRCULAR  21 - Prueba de Inglés UAGRM- 07/10/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 20 - Entrega de boletines tercer bimestre- 25/09/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 19 - Festival de Inglés Inicial y Primaria- 04/09/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 18 - Seguridad en el ingreso y la salida- 15/08/2014 Leer más...

  • CIRCULAR 17 - Ensayo 6 de agosto Secundaria- 28/07/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 16 - Entrega de boletines 2do bimestre- 24/06/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 15 - Horario de Invierno- 30/05/2014 Leer más...

  •  

    CIRCULAR 14 - Feria del libro Secundaria- 19/05/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 13 - Feria del libro Inicial y Primaria- 19/05/2014 Leer más...

     

  • CIRCULAR 12 - Día de la Familia- 16/05/2014 Leer más...

  • CIRCULAR 11 - Solicitud Fotocopia C.I y C.N - 02/05/2014 Leer más...

Ubícanos

Dirección:

Av. Guapay Nº 2300 (Canal Cotoca)

entre 2do y 3er Anillo

Teléfonos:

591 (3) 3461106

591 (3) 3644800

591 (3) 3110775 

591 (3) 3110776

e-mail:

delasierra@cotas.com.bo

Facebook:

www.facebook.com/colegiodelasierra

 

Quién está en línea

Tenemos 7 invitados conectado(s)